Sigue buscando…

Wheres Wally  1Alguien me preguntaba un día si somos o nos hacemos. Me preguntaba si éramos un producto desarrollado por nuestra infancia, por nuestros padres, nuestro entorno, nuestras experiencias, nuestros aprendizajes… o si en cambio éramos puro ADN, éramos lo que estaba escrito antes incluso de poder ser pulidos por nuestro tutores, si nacíamos con un ser innato como código de barras, si nuestra personalidad ya llevaba sello al nacer… Creo que en su día no respondí, así que aprovecho y le respondo también a él hoy.

Yo creo que somos incluso antes de nacer, por lo menos lo más básico, nuestra esencia. Pienso que nacemos con cualidades, tendencias y directrices propias, congénitas. Estoy convencido de que cada uno de nosotros viene al mundo con unas características inherentes en forma de don, características que marcan el camino que deberíamos seguir en la vida, nuestros estudios, el trabajo que realizamos, las amistades que elegimos, nuestras aficiones y pasiones, esa pareja que potencia lo que somos… Irremediablemente, todo este ser innato se va difuminando en muchos casos, la educación, los prejuicios, los temores, las exigencias del camino, lo que los demás esperan de nosotros, lo que nosotros queremos demostrar a los demás, lo que se supone que es bueno para nuestra vida, las leyes sociales no escritas, los altibajos del entorno… una batería de cohetes que termina tapando y alejándonos de quien realmente somos. Cuando esto pasa, todo atisbo de armonía desaparece. Sin darnos cuenta nos vemos haciendo una labor diaria que no nos motiva, una labor que nos desgasta instante a instante; nos vemos compartiendo nuestro valioso tiempo con personas que no hablan nuestro lenguaje, con personas que no nos hacen sentir especiales; nos vemos sin energía y pasión para disfrutar de lo cotidiano, sin chispa en los ojos, sangre en la venas; nos vemos poniendo bases erróneas para formar una familia, para elegir nuestro compañer@ de viaje… y  todo esto acaba desembocando en una sólo cosa, mala vida. Continuar leyendo “Sigue buscando…”

Anuncios